Extracción vertical de gas: todas las respuestas

¿Sabías que para el 2035 se espera que el 32% de la producción de gas en el mundo sea llevada a cabo por medio de la técnica fracking o extracción vertical de gas? Así ha dicho la Agencia Internacional de Energía con respecto a la producción de gas a nivel mundial.

A través de la extracción vertical de gas se busca reducir la dependencia energética de países productores con problemas en cuanto a nivel geográfico y político, de la misma manera, se busca aumentar la productividad de reservorios petrolíferos.

En España, es conocida como fractura hidráulica horizontal, la cual permite la extracción de gas esquisto, y aunque la misma permite la extracción de gran cantidad de hidrocarburos de difícil acceso (hasta 50-75 %), posee un impacto ambiental innegable.

Cabe destacar, que a nivel internacional no existe consenso en cuanto a la aplicación de esta técnica, resaltando que EEUU la fomenta, sin embargo, otros países la prohíben.

Extracción vertical gas, gas esquisto,

¿Qué es la extracción vertical de gas o fracking?

Es una técnica que permite extraer gas y petróleo a grandes profundidades mediante una perforación vertical en el terreno. Esta se realiza a través de varios procesos que describiremos a continuación:

Procesos

Perforación para la extracción vertical de gas en el terreno: se realiza hasta llegar a la capa de esquisto, mediante una tubería recubierta de cemento para evitar fugas y la profundidad que alcanza es alrededor de los 4-5 km.

Giro de 90°: su longitud en la perforación horizontal puede alcanzar entre 1-3 km.

Inyección de agua bombeada a presión, utilizando arena y sustancias químicas en una mezcla para incrementar la amplitud de fracturas en el estrato rocoso que posee gas. En el momento que esta mezcla impacta con la roca, se produce una fractura que libera el gas de esquisto.

Extracción de gas a la superficie: el líquido o mezcla anteriormente mencionada regresa a la superficie por medio de la tubería, pero esta vez transportando sustancias peligrosas, como lo son el mercurio o el plomo.

Extracción vertical gas, gas esquisto,

Gas de esquisto, ¿qué es?

Es gas natural atrapado en sedimentos de rocas abundantes en esquito y otra diversidad de materiales orgánicos, estas rocas se encuentran a profundidades de mil a cinco mil metros. Asimismo, se extrae de zonas profundas, donde existe el esquisto, las iutitas o las argilitas.

La fractura hidráulica para la obtención de este gas se debe a que el esquisto presenta baja permeabilidad, lo cual impide su ascenso a la superficie.

Importancia económica

Este gas, el cual pertenece a la categoría de gases naturales no convencionales, tuvo un auge comercial muy importante en países como Estados Unidos, Francia y Canadá, pero fue debido al éxito del primer país antes mencionado que diversos países se interesaron en la técnica de fracturación hidráulica (fracking) para así fortalecer el abastecimiento energético local.

Peligro: Impacto ambiental

Disminución de la disponibilidad de agua: para un solo pozo se utiliza una cantidad de entre 9 y 29 millones de litros de agua, esto acarrearía la disminución de agua disponible, poniendo de esta manera en peligro los ecosistemas.

Contaminación en las fuentes de agua o acuíferos: encontrándose de esta manera 750 tipos de diversos productos químicos sumamente tóxicos en la mezcla utilizada para la fracturación, entre ellos el benceno, metanol, tolueno, etilbenceno y xileno. De la misma manera el agua de retorno de la fracturación contiene metales pesados, hidrocarburos e incluso y aún más peligroso, materiales radioactivos como el radón. Al no existir tratamiento para el agua, la misma queda inutilizable. Cabe destacar que existen informes que confirman la contaminación de acuíferos con metano, debido a prácticas defectuosas.

Emisión de gases y su contribución al calentamiento global: entre ellas encontramos el metano (CH4), el cual representa un 90% de las emisiones, emitiéndose también dióxido de azufre (SO2), óxido de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles. Estas emisiones representan el 8% de la producción total de un pozo, o sea, un 30% más que en proyectos de gas convencional. Cabe destacar que, el metano es un gas de efecto invernadero, con un calentamiento 86 veces superior al CO2.

Incremento de la actividad sísmica: esto es causado debido a que no se logra el tratamiento de las grandes cantidades de agua residuales provenientes de la extracción, por lo cual se usan pozos de inyección o pozos letrina para deshacerse del agua contaminada, las cuales pueden desestabilizar fallas geológicas y provocar sismos.

Contaminación acústica: debido a que el trabajo de perforación y extracción puede durar las 24 horas del día, durante varios meses, el uso de bombas, traslado de residuos y el incesante transitar de vehículos, genera niveles excesivos de ruido.

¿Es esta técnica un riesgo para la salud?

Se contabiliza que aproximadamente 100 de los más de 750 compuestos químicos empleados en esta técnica tienen efectos hormonales para el ser humano, como lo sería su capacidad como disruptores endocrinos, es decir, estas sustancias alteran las funciones sexuales y reproductivas del ser humano, así como también es causante de infertilidad, anomalías genitales, incluso diabetes y algunos tipos de cáncer.

Todo ello derivado de las emisiones de partículas contaminantes, como hidrocarburos y bencenos. Cabe destacar que estas sustancias son capaces de afectar el sistema respiratorio, la piel, el sistema digestivo, atraviesan el epitelio afectando el sistema inmunitario, cardiovascular, entre otros.

¿Es en realidad una alternativa energética?

Costoso e inviable

Se ha considerado costosa e inviable, un ejemplo de ello sería la declaración de la industria gasífera de Estados Unidos, la cual ha reconocido que 80% de los pozos fracturados no son económicamente viables, ya sea por:

La gran cantidad de inversión monetaria para mantener la producción, encontrándose las tasas en una declinación del 29% y 52% anualmente.

La baja recuperación de los hidrocarburos presentes en los yacimientos, encontrándose el gas entre el 4.7-10% frente al 75-80% de los proyectos convencionales.

Por estas razones, la explotación y extracción mediante esta técnica no es considerada una forma de producir energía de manera sostenible, resaltando también que desvía recursos que podrían aprovecharse en las energías renovables y sostenibles, y en su posterior desarrollo.

Para saber más acerca de las perspectivas a futuro del gas natural, te invitamos acceder a través de este sitio. Además, pueden interesarte otros temas relacionados como las infraestructuras utilizadas o la extracción horizontal, así como conocer ejemplos de accidentes.
En el vídeo, encontrarás más información sobre la extracción del gas esquisto: